Cómo ayudar a una persona que padece TLP

TLP TRASTORNO LIMITE DE PERSONALIDAD

Cómo ayudar a una persona que padece TLP, trastorno límite de personalidad es una pregunta recurrente para familiares y amigos. El trastorno límite de personalidad, como veíamos en el a,nterior artículo y video, se trata de un trastorno complejo en el que necesariamente tiene que existir una ayuda profesional apoyada por un círculo cercano a la persona que lo padece. Por tanto, el trabajo coordinado será básico para la correcta evolución de la persona.

En este artículo vamos a recoger algunos consejos para el entorno de la persona con TLP, pareja, amigos, familia, etc.

En caso que prefieras visualizarlo en modo vídeo, puedes pulsar sobre la imagen y verás el video en la plataforma youtube.

Cómo ayudar a una persona con TLP
Enlace a video

Implicación en el tratamiento.

En primer lugar, estamos ante un tratamiento largo en el tiempo, que va a pasar por diferentes fases y que implica conocerlas muy bien. Os recomiendo leer el anterior artículo: trastorno límite de personalidad. Síntomas y causas (incluye video explicativo) en caso de no haberlo leído ya. El tratamiento consistirá en la prescripción de una medicación por parte del psiquiatra y tratamiento psicológico, llamado dialéctico conductual. Al ser largo y pasar por diferentes fases, y debido a la propia fluctuación emocional de la persona puede llevar aparejados abandonos del mismo. En este caso el apoyo familiar y su actuación para conseguir el no abandono y el seguimiento correcto del mismo será crucial.

Del mismo modo, la implicación en el tratamiento y la coordinación con el profesional resultará necesaria, ya que tienen que existir indicaciones sobre como llevar las diferentes situaciones por las que va a transitar la persona. Ello hace necesario aprender a abordar situaciones, diferentes maneras de gestionar emociones y un tipo de comunicación diferente.

Ayuda en su cotidianidad.

En segundo lugar. Hay que tener muy claro que una persona que padece un trastorno límite de personalidad fluctúa en sus emociones, y hay situaciones que va a tener que llevar. Me refiero en su entorno de amistades, trabajo o familia. En muchos casos se le hará difícil mantener la cotidianidad, y nuestra intervención para que no abandone y que siga implicada autónomamente en su vida será importante.

Sin embargo, será muy importante animemos a la persona a seguir haciendo las cosas, que no la incapacitemos haciéndolo por ella o se incapacite ella misma, ya que ello la puede llevar a invalidarse como persona y agravará los síntomas. A pesar de tener esas fluctuaciones de autoimagen, y esos ataques de negatividad no está incapacitada en ningún caso para llevar una vida normal a nivel laboral, poder afrontar una vida en pareja o tener un hijo.

Aceptación

Como persona de apoyo será importante que aceptemos como es y como piensa la persona con trastorno límite. Hay que tener muy claro como se comporta la persona con TLP.

  • Va a tener dificultad en la gestión de las emociones. Sobre todo la rabia, la tristeza, la ansiedad, etc. Va a vivirlo más intensamente y va a tardar más tiempo en salir de ellas
  • Va a tener ataques de negatividad, y aunque para nosotros sea más fácil verlo racionalmente, a la persona le va a costar más ver los argumentos racionales.
  • Los ataques explosivos que tiene no están bajo su control, no lo va a hacer por llamar la atención ni los va a exagerar. Es porque realmente lo siente y no tiene manera de controlarlo.
  • Hay que dejarle tiempo y no culpabilizarla, de manera que podamos aceptar esta manera de ser.

Qué quiere decir esto? que no va a cambiar nunca la persona. No rotundamente. Con el tratamiento la persona aprenderá a convivir con esos ataques de negatividad y a salir antes. Aunque los tenga, le será más fácil entenderlos e ignorarlos.

En el momento en que ocurran estos ataques, será importante no luchar contra ellos, porqué lo único que conseguiremos será agravarlos. No luchar contra ellos es lo que nos permitirá avanzar en el tratamiento. Los cambios son muy graduales, pero se producirán. Ser paciente será una de las claves para poder ofertar una ayuda válida.

Validación de sus emociones

Cada uno tenemos un modo de pensar, un modo de sentir y un modo de enfocar las cosas. Lo mismo les pasa a las personas con  TLP, pero ellas llegan a un límite, por tanto, sienten con más fuerza y les cuesta más salir de la emoción. Que lleguen a un extremo no quiere decir que no sea lícito que lo puedan hacer, que tengan esa manera de emocionarse.

Puede que nosotros no nos emocionemos del mismo modo, pero es válido que lo hagan ellas. Hay que tener claro que no lo hacen ni para llamar la atención ni para evitar enfrentarse a algo, lo hacen porque es su manera de sentir y expresar las emociones. De hecho todas las personas expresamos las emociones de un modo distinto, ellas también.

Aceptar y validar las emociones serán los procesos clave en el modelo dialéctico conductual.

Únicamente conseguiremos validar las emociones si conseguimos comunicarnos con escucha activa. Es decir, tenemos que poner todo nuestro interés en lo que nos está diciendo la persona, entender a fondo lo que nos está diciendo, realizando preguntas para saber más y sin inferir respuestas a priori. Os recomiendo leer el siguiente artículo.

Expresar lo que sentimos de manera asertiva

Por otro lado, está el cuidado del cuidador. Todo lo que hemos dicho implica dejar de decir lo que nos molesta?, no sentir lo que sentimos? Ni mucho menos.

Será importante seguir comunicando lo que sentimos, aunque quizás de otra manera, de una manera asertiva. Si queréis conocer más a fondo la asertividad os recomiendo leer el siguiente artículo. Asertividad.

Por ejemplo, nos viene la persona desesperada, gritando, amenazando con hacerse daño y acusándonos de ser el culpable de una situación. Tranquilamente, le diremos: «Entiendo lo que sientes y se que te está haciendo sentir mal, pero yo en cambio lo veo de otro modo».

Evitación y prevención de riesgos

En momentos de desesperación el trastorno lleva aparejado una serie de riesgos de lesiones, ya que en  muchas ocasiones la persona preferirá el dolor físico al dolor emocional que le provoca el estado de crisis. En ese caso se hará necesario que en las crisis podamos estar cerca para evitar que se puedan lesionar.

Evitaremos que tenga a mano objetos o mecanismos para hacerse daño, o que pueda encerrarse en lugares durante largo tiempo. Aunque eso lo tendremos que acordar previamente con la persona en un estado de tranquilidad.

Asimismo, en los momentos de tranquilidad será importante también hablar de cómo hacer en las situaciones de riesgo, que protocolo seguir, a dónde acudir, a quién llamar y qué hacer. Al acordarlo con la persona, será más fácil de seguir en el momento de crisis.

RESUMEN

Si quieres ayudar a una persona que padece TLP será muy importante:

  • Conocer el trastorno a fondo
  • Implicación en el tratamiento y ayuda en su cotidianidad
  • Aceptación de la situación
  • Validar a la persona
  • Expresarnos de manera asertiva y comunicación activa
  • Evitación de riesgo y acuerdo de protocolo anti-crisis.

    Nombre (requerido)

    E-mail (requerido)

    Consulta

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Quieres recibir nuestros artículos?
    Get the latest content first.
    Máxima confidencialidad