Cómo manejar una crisis en el TLP

como manejar una crisis en el tlp

Cómo manejar una crisis en el TLP es un artículo donde queremos dar con las claves para estar preparados en casos de crisis. Recordemos que el TLP es un trastorno que afecta al 3% de la población, y las crisis son constantes. Se calcula que una persona con TLP va a efectuar 3,3 intentos de suicidio durante su vida, y siempre se van a producir en un momento de crisis. Por tanto, una buena preparación tanto del paciente como del entorno será crucial para minimizar el impacto, reducir la duración de las crisis y la intensidad, y en general, propiciar una mejor calidad de vida a la persona y al entorno que sufre el trastorno.

Recomendamos, antes de seguir con este artículo, en primer lugar leer previamente los artículos donde hablamos del TLP, síntomas y causas, y sobre como ayudar a una persona con TLP. Su lectura permitirá una mejor comprensión del trastorno y sobre como ayudar a la persona en el día a día.

En el artículo «Cómo manejar una crisis en el TLP», vamos a enfocar recomendaciones a la persona que padece el trastorno y recomendaciones a su entorno (familia, pareja, amigos….).

Recomendaciones sobre cómo manejar una crisis en el TLP a la persona que lo padece

Una buena preparación, sobre cómo manejar una crisis en el TLP, puede ser de gran ayuda para el momento que se produzcan. Tener claro un protocolo con el que poder actuar puede ayudar a recordar los pasos a seguir. Este protocolo podéis trabajarlo con terapeuta y personas allegadas, para poder hacer mayor énfasis en el momento de la crisis:

  1. Una crisis, por muy fuerte que sea, siempre va a ser de una duración temporal. No va a durar siempre. La intensidad emocional se irá reduciendo a medida que vaya avanzando la crisis. Recuerda además que es una enfermedad que mejorará con los años y las crisis se van a ir reduciendo en frecuencia y en intensidad. Por tanto, por muy fuertes que sean los síntomas, no pierdas de vista que se irán reduciendo y mejorarán con el paso del tiempo.
  2. Durante la crisis los pensamientos negativos van a tener mucha fuerza, puedes intentar tener en cuenta puntos de vista más moderados y con posibles soluciones, cuestiónate tu propio pensamiento o pregunta a los demás si estás en lo correcto. Será importante rescatar estas posibles soluciones y tenerlas en cuenta. Siempre hay una salida para cualquier problema. Intenta separar los problemas, todos a la vez son más complicados de asumir.
  3. Buscar soluciones no suicidas ni que impliquen autolesiones. Para ello, tendremos elaborado un listado de posibles cosas que podremos hacer y que nos han venido bien en el pasado, para salir de otros momentos de crisis. Para elaborar ese listado vamos a tener en cuenta las razones por las que vale la pena vivir. Por otro lado, desecharemos todos los objetos que nos puedan causar daño. Serán alternativas al daño físico para reducir el daño emocional.
  4. Contar con la ayuda de otras personas que sepan lo que es el trastorno y que estén familiarizados con el tratamiento y los pasos necesarios a seguir. En estos momentos no puedes apoyarte en personas que desconozcan el trastorno. Tener un listado previo. Si fuera necesario, puedes pedir ayuda a los servicios de urgencia acudiendo o llamar a los diferentes teléfonos donde te escucharán y te ayudarán en los pensamientos negativos (024, 112, 717003717).
  5. Contacta con tu terapeuta siempre que lo consideres necesario. En una situación de crisis te va a escuchar y te va a dar puntos de vista diferentes para estas ideas negativas. Además, va a darte alternativas, soluciones y va a rescatar otros puntos de vista que forman parte de tu modo de pensar. En caso de estar muy mal y no poder contactar, vete a los servicios de urgencia, te escucharán y te ofrecerán ayuda terapéutica.
Cómo manejar una crisis en el TLP

Recomendaciones sobre cómo manejar una crisis en el TLP para el entorno del paciente

Como decía al principio del artículo, sobre cómo manejar una crisis en el TLP, será importante leer un post anterior en el que trataba sobre las recomendaciones en el día a día para ayudar al paciente con TLP. Seguir estas recomendaciones nos ayudará en caso de crisis, aunque planteo otras recomendaciones más encaminadas al momento de en que está sucediendo la propia crisis.

  1. Mantener la calma en todo momento, haciendo que la persona se vea apoyada y en ningún momento juzgarla. Hay que pensar que en estos momentos le resulta muy difícil ver puntos de vista objetivos. Estará muy influenciada por los pensamientos negativos. Transmitir pensamientos objetivos con calma la ayudará.
  2. Intentar conectar con el presente, el aquí y el ahora y evitar irnos al futuro o al pasado, que serán recurrentes en un momento de crisis. Para problemas futuros hay que introducir que el tiempo puede traer soluciones, aunque en este momento no las veamos.
  3. Separa o disocia a la persona del trastorno límite, diciéndole que no se trata de ella sino del trastorno que le hace tener esos puntos de vista, no haciéndola responsable de su conducta. Con ello, evitamos que se sienta culpable por sus acciones y responsabilizamos al trastorno.
  4. Validar las emociones de la persona. Una de las causas del trastorno será la invalidación emocional, en estas situaciones será importante validar las emociones que está sintiendo.
  5. Aunque nos parezcan causas mínimas o no suficientes para provocar una crisis, vamos a escuchar a la persona empáticamente, validándolas y expresando comprensión. Vamos a intentar validarlas, aunque dándole puntos de vista más objetivos y menos negativos.
  6. No dejar a la persona sola en ningún momento (por el riesgo real de suicidio o conductas autolíticas), pero sin sobreprotegerla, ya que esto puede causar más problemas. Llegar a un equilibrio.
  7. Animarla a seguir el tratamiento terapéutico, tanto a nivel farmacológico como poder conectar con su terapeuta. Si llegado el caso, no se pudiese contactar, ofrecerla la posibilidad de acudir a los servicios de urgencia, allí será escuchada y atendida, le ofrecerán un tratamiento.
  8. No abandonar a la persona, puesto que será uno de los principales miedos o activadores del trastorno. Repetirle que estás ahí y que no te vas a ir.

«Cómo manejar una crisis en el TLP» es un artículo que pretende dar unas consideraciones generales. Será importante adaptarlas a la persona que lo padece, cada caso será diferente.

Jordi Martínez psicólogo
Jordi Martínez, psicólogo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Quieres recibir nuestros artículos?
    Get the latest content first.
    Máxima confidencialidad