Miedo a cambiar de trabajo

miedo a cambiar de trabajo

Cuando hablamos del miedo a cambiar de trabajo nos fijamos en que no hace tanto tiempo, nuestros padres tenían un trabajo para toda la vida. Ingresaban a corta edad en una empresa y se jubilaban en ella 40 años después. En ningún momento se planteaban un cambio y socialmente no es que estuviera bien visto. No obstante, hace ya años que el mercado laboral ha cambiado notablemente. Lo que antes era algo muy raro, cambiar de trabajo, ahora es normal. Incluso varias veces en la vida. Muchas veces, se hace necesario cambiar de trabajo para evolucionar y mejorar, pero ¿qué pasa si tenemos Miedo a cambiar de trabajo?.

En primer lugar, se hace necesario repasar una serie de conceptos básicos como el miedo, la ansiedad y adaptabilidad, antes de entrar de lleno en el miedo a cambiar de trabajo.

Miedo a cambiar de trabajo ¿Qué es el miedo? La Ansiedad

El miedo es una emoción totalmente normal en el ser humano, una de las emociones básicas que nos alerta y previene de los diferentes peligros que nos podemos encontrar. Es lógico tener miedo ante un examen, ante una cita con una persona que nos interesa, ante un partido en una competición.

Aunque no por tener miedo dejamos de hacer las acciones que teníamos previstas.

En ocasiones el miedo hace que desarrollemos unos síntomas muy desagradables, a los que llamamos ansiedad. Esos síntomas hacen muchas veces que nos bloqueemos y no llevemos a cabo las acciones que nos generan miedo. Pero que síntomas son:

  • Sudoración fría
  • Mareos. Visión de túnel
  • Fuertes taquicardias
  • Hiperventilación. Respiración rápida
  • Malestar de estómago
  • Hormigueo en manos y pies
  • Y un largo etcétera de síntomas que puede generar nuestro cuerpo

Evidentemente, si sumamos el miedo que sentimos a estos síntomas podemos generar un bloqueo que hará que generemos una evitación, que nos perjudique, además de poder extenderse a otras áreas de nuestra vida. Si este es el caso, te recomiendo enfrentarte con la situación, en este caso que nos ocupa, cambiar de trabajo.

Adaptación. Etapas

La adaptación a un cambio, en este caso un cambio de trabajo va a pasar por 3 etapas:

  • Etapa de las distorsiones cognitivas. Será la etapa donde vamos a vivenciar el miedo más intensamente. La etapa donde focalizaremos nuestras defensas a intentar argumentar en contra. La emoción del miedo nos hará que se provoquen distorsiones cognitivas en nuestra mente, y de esa manera no podremos valorar objetivamente el posible cambio. Nos encontraremos negativizando en contra del cambio, aún teniendo argumentos a favor muy claros nos surgirán los famosos y si ( Y si me despiden después de contratarme, y si me equivoco, y si no valgo para ese trabajo, y si de repente no se hacer nada…). Estos miedos tienen mucho que ver con nuestra inseguridad y falta de confianza.
  • Etapa de argumentación. Si superamos esta fase habremos vencido una batalla muy importante, para realizar el cambio y para crecer como personas. Habremos conseguido objetivar argumentos, habremos conseguido vencer la ansiedad, aunque cuidado, el miedo seguirá estando ahí y nos hará estar alerta. El miedo nos hace estar alerta de una manera positiva, pero hay que tener cuidado de no involucionar de fase y volver a padecer ansiedad. En esta fase seguiremos recabando argumentos a favor y en contra, hablando con gente que nos aconseje y escuchándoles, valorando nuestras capacidades de manera objetiva.
  • Etapa de decisión. En esta fase ya tendremos hecho el trabajo, con los argumentos a favor y en contra y seremos capaces de tomar una decisión pormenorizada y objetiva. Es en ese momento cuando nos permitiremos tomar una decisión y comunicarla. Y aunque nos encontremos argumentos en contra de otras personas, como tenemos la decisión trabajado no dudaremos.

Consejos para vencer el miedo a cambiar de trabajo

Si sigues leyendo el artículo es porque quieres pasar a la práctica para poderte decidir. Para ello voy a dar algunos consejos prácticos:

  • Escoge a 4 o 5 personas de diferentes perfiles. Unos más miedosos que otros y entrevístate con ellos, pídeles opinión y escúchales atentamente tomando notas de los argumentos que te vayan dando, sabiendo lo que harían ellos y el motivo por el que lo harían.
  • Conócete a ti mismo. Los miedos que tienes, ¿te da miedo conocer gente nueva? ¿Te da miedo equivocarte?. Si haces un trabajo contigo mismo/a podrás saber mucho mejor por qué tergiversas la información y no eres capaz de valorar los argumentos en favor o en contra del cambio, las famosas distorsiones cognitivas. Conocerte a ti mismo y tus miedos será siempre una buena inversión, seguro que vas a saber por qué tienes miedo a cambiar de trabajo.
  • En ningún caso permitas que el miedo te paralice o te bloquee. Seguir hacia adelante aún en situaciones de ansiedad resulta muy importante, para enfrentarte a esta u otras situaciones que vendrán hacia delante.
  • Intenta aislar los pensamientos hipotéticos y apartarlos de la toma de decisión, los famosos «Y sis». Está claro que puede haber eventualidades en la vida, pero no nos podemos dejar guiar por ellas, sino, no cogeríamos el coche por el «y si me estrello hoy». Son pensamientos que tenemos que conseguir apartarlos. Además, está claro que podemos fracasar y nos podemos equivocar en la decisión, pero ¿no es acaso normal equivocarse?
  • Intenta ubicarte en el presente, la ansiedad vive de los acontecimientos futuros, y nosotros tenemos que tomar la decisión con base en la información objetiva que tenemos. El miedo a cambiar de trabajo siempre se encontrará en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Quieres recibir nuestros artículos?
Get the latest content first.
Máxima confidencialidad