Claves sobre como ayudar a una persona con ansiedad

ansiedad

En muchas ocasiones tenemos una persona cercana que padece ansiedad. Puede ser un amigo, nuestra pareja o un familiar. Cada caso tiene sus características peculiares, pero lo que es seguro es que nunca resulta fácil ayudarles, ya que probablemente nos encontremos con que no sabemos nada o tenemos muy poco idea de lo que le pasa, del porqué, y de cómo ayudar.

En este artículo queremos dar una serie de claves, rápidas, efectivas y sencillas, para poder ayudar con éxito a una persona que sufre de ansiedad.

  1. En primer lugar hay que entender que la ansiedad es una enfermedad, y como toda enfermedad mental puede que nos resulte complicado comprenderla, aunque no por ello, la persona que la sufre se la está inventando. Con la ansiedad, del mismo modo que cualquier otra enfermedad, la persona va a necesitar ayuda para recuperarse. Seguramente, a todo el mundo le resulta fácil entender que alguien se rompa una pierna y lo que hay que hacer en ese caso, que va a necesitar ayuda de un traumatólogo, con un seguimiento periódico y apoyo en su vida cotidiana de la gente cercana. Con la ansiedad, pasa lo mismo. En muchos casos va a necesitar ayuda profesional, puede que también farmacológica, y por supuesto ayuda dentro de su entorno. Aunque no acabemos de entender qué es la ansiedad, tener una idea nos servirá mucho. Os recomiendo el siguiente enlace para tener una pincelada rápida sobre la ansiedad.

2. Un error muy típico es, con la mejor de las intenciones minimizar el problema. No pasa nada, estate tranquilo. No te preocupes. Normalmente, eso produce el efecto inverso de lo que pretendemos conseguir. Será mucho mejor hacerle saber que sabemos que está pasando por un fuerte proceso de ansiedad y cuenta con nuestro apoyo.

Será muy importante entender que la ansiedad funciona de manera contraria a toda lógica. Cuanto más te quieres tranquilizar, más eres atacado por la ansiedad.

3. Otro error muy común es la negación del problema, como diciéndole a la persona que padece ansiedad, «yo mejor te dejo en esos momentos«. La negación puede ocurrir por dos motivos: Por no saber como actuar en esos momentos, ósea falta de conocimiento, o por pensar que la persona afectada actúa así para tener un beneficio secundario.

En cualquier caso, la negación del problema actuará sin duda haciendo que empeore la situación, ya que únicamente será fuente de creación de una mayor ansiedad.

4. Será muy importante que el familiar, amigo o pareja anime a la persona a acudir a un profesional para tratar el problema. La desestigmatización del tratamiento puede definitivamente animar a la persona. Cada vez más, se percibe de una manera normalizada acudir a un profesional de la salud mental si es necesario.

Del mismo modo, es muy interesante que el amigo, pareja o familiar participe en la terapia, de esa manera puede aclarar dudas y saber que pautas son las correctas. Una parte importante del tratamiento será ir animando a la persona a dar pasos, sin que se sienta mal o sin riesgo de pasarnos y que pueda entrar en un bloquea. La ayuda del profesional será clave para establecerlo.

5. Hay que apoyar a la persona ansiosa, pero no sobre protegerla. La ansiedad puede tener un beneficio secundario, que es tener la atención de la gente alrededor. No todo se justifica por la ansiedad, y hay que con cariño irle apoyando en su mejora, animándolo a dar pasos y desde la intención de mejora. Para ello, de nuevo, será muy importante la coordinación con el profesional.

6. Fomentar una buena comunicación con la persona ansiosa, ya que será clave para poder realizar una recuperación efectiva. De dónde viene la ansiedad y por qué se ha desarrollado, qué cambios en las dinámicas favorecen la recuperación. Todo ello será clave.

Más adelante planeo escribir un artículo dedicado en exclusiva a las técnicas de comunicación efectiva, que será muy útil para entender esté punto. La empatía, la escucha activa, el respeto, la capacidad para escoger el momento y sobre todo el planteamiento de la comunicación como un tratamiento de igual a igual, sin pretender ganar serán parte del mismo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Quieres recibir nuestros artículos?
    Get the latest content first.
    Máxima confidencialidad