Combatir los celos. 9 consejos.

Combatir los celos

Muchas veces los celos son un problema en la pareja. Puede ser uno de los detonantes para acabar con la relación y otros problemas añadidos. En un artículo pasado ya hablaba del tema. Los celos en la pareja. Antes de entrar de lleno en los 9 consejos para combatir los celos, os recomendaría leerlo para saber de qué se trata, por qué aparecen y qué se puede hacer. Creo que combatir los celos se hace necesario si los estáis sufriendo

Este artículo tiene un tono mucho más práctico que el anterior, que era más definición, con consejos mucho más concretos a aplicar para reducir los efectos indeseables que producen, para ti o para tu pareja.

Estos consejos van a servir para unos celos normales, no patológicos, ya que pueden existir dentro del Trastorno delirante (297.1), que cabría abordarlo de manera diferente.

1. Reconocimiento del problema para combatir los celos

Como para cualquier otro problema psicológico, lo primero que hay que hacer es reconocer el problema, bien se trate de uno mismo o de tu pareja. Sentarse a hablar, detallar los hechos objetivos que lo están provocando y la afectación que está teniendo en la pareja serán importantes. Si no hay reconocimiento, por el momento, no se podrá hacer nada.

No obstante, como cualquier problemática, a veces va a necesitar tiempo de asimilación. Por ello, es conveniente ser algo paciente con la persona que está sufriendo los celos, Hay que recordar que los celos son producto del miedo, miedo a perder la relación, y todo miedo hay que trabajarlo de manera progresiva. No se puede pretender quitar el miedo de un día para el otro.

Igual que no podemos pretender quitar el miedo al avión de un día para el otro, no podemos pretender hacer lo propio con los celos. Se hace necesaria la paciencia y la tranquilidad

2. Combatir los celos, trabajando la confianza.

La confianza es uno de los pilares en los que se tiene que basar toda relación afectiva. Por eso es muy importante ver que daña esa confianza, que indudablemente se está viendo afectada en el caso de que existan los celos.

Pero, ¿Qué puede dañar la confianza?. La confianza puede estar dañada por hechos anteriores a la propia relación, por la baja autoestima de uno de los integrantes de la pareja, por hechos que han sucedido en la relación (infidelidades u otros hechos) o dudas infundadas.

En cualquiera de los casos hay que saber lo que está provocando las dudas, verbalizarlas y trabajarlas en pareja. Será importante el esfuerzo de ambos integrantes de la pareja.

3. Recuperar la autoestima.

Un punto fundamental para combatir los celos es la autoestima. Con ella dañada, siempre va a aumentar la carga de celos, ya que la propia persona no se cree merecedora de estar al lado de su pareja. Tiene dudas sobre sí misma, piensa que en cualquier momento, su pareja, se dará cuenta de lo poca cosa que es, y, por lo tanto, decidirá estar con otra persona.

En estos casos es cuando el miedo hace su aparición con más fuerza, ya que al malestar del propio miedo se unirá la sensación de culpabilidad, al introducir un problema dentro de la relación sin fundamento racional. Ello crea un círculo que se retroalimenta.

En estos casos se hace necesaria la terapia individual más que en pareja, ya que puede llegar a ser perjudicial qué beneficiosas.

4. Trabajar el miedo a la pérdida. Desdramatizar la ruptura.

El mito del amor para siempre ha hecho mucho daño en las relaciones, en muchos casos la ruptura se vive como un fracaso vital. Lejos de ese pensamiento, la realidad, es que es sinónimo de normalidad en la vida. Es lógico pensar que se pueda acabar la relación por muchos motivos y no pasa absolutamente nada. Cualquier persona tendrá la capacidad de recomponerse y aprender de la experiencia. Es cierto que una ruptura nos va a producir un duelo, pero tenemos la capacidad de salir del mismo.

Enfocar una relación para siempre, según mi opinión, es un tremendo error. Una relación hay que enfocarla como que puede acabar en cualquier momento. Ello hace que exista un esfuerzo por ambas partes para mejorarla día a día, redescubrirse y crecer juntos, permitiéndonos conocernos mejor a la par que vamos creciendo. Ello permite combatir los celos y otros problemas que afectarán a la relación.

Las relaciones para siempre son algo estático, inamovible, y como aguas estancadas, acaban pudriéndose. Eso dificulta combatir los celos.

5. Romper el círculo vicioso que se ha creado.

Un punto importante para combatir los celos es romper el círculo vicioso en el que se entra cuando empiezan los celos, que es el siguiente:

La relación funciona bien, pero empieza el malestar provocado por los celos, no se resuelve y el malestar va en aumento. Ello hace que la relación vaya mal, y ello alimenta los celos que crecen. Así, este círculo va creciendo sin fin y hace que se acabe la relación si no se para.

«Ser consciente de estar en el círculo vicioso de los celos es el primer paso para romperlo. El resto será más fácil»

6. Dejar de controlar (teléfono, redes sociales…)

La búsqueda incontrolada de pruebas de infidelidad a través de redes sociales, estados o conexión de whatsapp, telefóno, etc, nos va a afectar a varios niveles. Por un lado, va a hacer que disminuya nuestra autoestima, ya que rebajarnos a la tarea de espiar nos degrada sin duda. Por otro lado, va a hacer que aumente el malestar de nuestra pareja al sentirse controlado y ello retroalimentará el círculo vicioso. También nos hará estar en un estado constante de alerta que va a provocar que demos rienda suelta al miedo y de esa forma lo vamos a tener más complicado combatir los celos.

Todo esto es un cocktail perfecto que nos aleja de combatir los celos. Nuestra propuesta es mucho más comunicativa, verbalizar y preguntar para de esa forma irnos alejando de los celos.

7. Seleccionar muy bien a quien le cuentas lo que estás sintiendo.

La ansiedad, en muchas ocasiones, nos puede bloquear de tal manera que vamos a necesitar contarle a alguien nuestro miedo para combatir los celos. Es muchos casos nos puede ayudar, pero en otros nos perjudicará, depende a quien se lo contemos.

Personas muy cercanas a nuestra relación pueden agravarnos la problemática, ya que esa información puede condicionar la relación posteriormente. Imaginemos que se lo contamos a un familiar, por ejemplo a nuestra madre, posteriormente resolvemos el problema de los celos pero se ha creado una mala relación entre nuestra pareja y nuestra madre. Hemos resuelto el problema de los celos pero tenemos, quizás, uno mayor ya que cada encuentro familiar será un pequeño infierno.

Por otro lado, personas muy irracionales tampoco nos ayudarán a combatir los celos. Nos reconfortará temporalmente, ya que nos darán la razón, pero será mucho mejor buscar personas críticas, que nos cuestionen y pregunten, que nos hagan pensar y que no nos juzguen. Creo que todos tenemos amigos de ese tipo, y si no buscad un terapeuta, que siempre va a estar en una posición racional, crítica y sobre todo no os va a juzgar en ningún momento y va a guardar la confidencialidad.

8. No generalizar. Focalizar sobre la parte afectada

En los momentos en los que se instauran los celos, hay veces que tendemos a irracionalizar todo lo referente a nuestra pareja. Tenemos celos, por lo tanto, es una mala persona, un mal padre, un mal trabajador, un amigo pésimo y todo lo que hace está mal. No es normal que nuestra pareja lo haga todo mal, entonces por qué estamos con ella y por qué no nos habíamos dado cuenta ante. De esa forma difícilmente vamos a poder combatir los celos.

Puede que haya una parte de nuestra pareja que no esté funcionando, pero eso no tiene por qué hacer cambiar nuestro criterio sobre el resto de cosas. Puede que nuestra relación esté en crisis porque son normales en el tiempo, pero ello no hace que sea un mal padre u otras cosas.

Mantenernos en la objetividad y no generalizar hará que nuestra autoestima sea más elevada, podamos encontrar soluciones y sobre todo, veamos la realidad de manera más fidedigna y no estemos en una ilusión, en un espejo que nos devuelve una imagen incorrecta y nos dificulta combatir los celos.

9. Marcarse objetivos para combatir los celos

Si habéis llegado hasta aquí leyendo, os propongo coger una libreta y marcaros un objetivo en cada uno de los puntos durante un tiempo, pongamos de 15 días. Estoy seguro de que si sois capaces de cumplirlo, eso va a hacer que mejore vuestra relación y salgáis del círculo vicioso que os encontráis. Puede también que sirva para daros cuenta de que no hay nada que hacer y es mejor dejar la relación. Pero para ello necesitamos tener la mente objetiva para valorar lo que nos está pasando.

Jordi Martínez psicólogo
Jordi Martínez, psicólogo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Quieres recibir nuestros artículos?
    Get the latest content first.
    Máxima confidencialidad