Dependencia emocional en la pareja.

dependencia emocional en la pareja

Cuando no podemos romper con la pareja

Desde el blog de Psicolagun seguimos repasando las consultas que recibimos más comunes y que generan más problemas. Una de ellas, es la dependencia emocional en la pareja, que suele llegar con una gran carga de ansiedad, depresión y una autoestima muy dañada.

¿Cómo sabemos que existe dependencia emocional en la pareja? Por un lado existirá un motivo claro de ruptura (que lo repasaremos a lo largo del artículo), y por otro, nos encontraremos ante una imposibilidad de romper, pese a que la situación es muy clara por el daño que nos está haciendo. Probablemente nuestro entorno estará preocupado y nos esté aconsejando dejar la relación.

En el artículo vamos a ver cuáles son los motivos más básicos y obvios de ruptura y 3 pasos para conseguir dejar la relación y recuperar calidad de vida.

Existen 3 motivos de ruptura por los que no habría que tener ninguna duda en romper nuestra relación. Si estos motivos, que repasaremos a continuación, se dieran, y no podemos romper es síntoma claro e inequívoco de que existe una dependencia emocional en la pareja.

En todos los casos que repasaremos a continuación, vamos a ver que tenemos que cuidar de nuestra autoestima, ya que estará en serio riesgo, y más se vea afectada, más difícil nos resultará salir de la situación. Estos son los 3 casos:

Más se vea afectada nuestra autoestima, más complicado nos resultará salir de la dependencia emocional en la pareja.

Maltrato físico o psicológico

Uno de los motivos más claros de ruptura en una relación es el maltrato físico, causa plenamente objetiva. Al menor síntoma de existencia de maltrato hay que alejarse de esa persona, poniendo distancia, ya que permanecer a su lado va a irnos debilitando mentalmente. Ahora bien, para mí, es mucho peor el maltrato psicológico por su sutileza y su dificultad probatoria. Es un maltrato más silencioso, que se manifiesta en forma de desprecio o menosprecios, insultos, prohibiciones, ningunear o juzgar constantemente nuestro pensamiento o acciones.

Dependencia emocional en la pareja

En muchos casos se dará que vemos que nos vamos alejando de seres queridos, se van limitando nuestras conexiones sociales. Dejamos de ir a sitios o dejamos de vestir de una manera. Tenemos la sensación constante de estar por debajo de la otra persona, saber menos, ser inferiores. Cualquier idea o pensamiento es ninguneado por absurdo y somos relegados a un segundo plano. Todo ello son formas de maltrato psicológico, el cual va a dañar mucho nuestra autoestima y va a relegarnos a un segundo plano, con dudas acerca de nuestro modo de ser o de pensar.

Amor no correspondido

En los casos en que nuestra pareja nos dice claramente que no siente amor hacia nosotros, hemos de tener claro que hay que alejarse. Continuar al lado de una persona que no siente lo mismo hacia nosotros hará que disminuya considerablemente nuestra autoestima. ¿Qué hacemos junto a alguien que no nos quiere?. En ningún caso podemos forzar los sentimientos de la otra persona, que no van a cambiar. Y no es justo con nosotros mismos, intentar cambiar aspectos para agradar a la otra persona, negociar con nuestra forma de pensar o de actuar solo nos traerá problemas en el futuro.

También habrá casos en que nuestra pareja nos dice que nos quiere, pero no nos lo demuestra, y los hechos nos dicen lo contrario. En ese caso, nos quedaremos, obviamente, con lo más objetivable, que son los hechos, y dejaremos a un lado las palabras, que como expresaba el dicho «se las lleva el viento». Seamos conscientes que el ser humano miente, y además está probado científicamente como ya expliqué en este video donde hablo del psicólogo Dan Ariely y sus investigaciones. Ver post.

Si no hay coherencia entre lo que dice y lo que hace… quedaos con los hechos. Ellos no mienten.

El amor no correspondido es una clara razón por la que dejar una relación, y así demostrarnos a nosotros mismos que nos queremos. No poder hacerlo es un claro síntoma de dependencia emocional en la pareja.

Autorrealización personal se ve dificultada

Una relación nunca debería ser motivo de dejar atrás nuestros sueños o proyectos. Es más, la calidad de una relación debería medirse por la posibilidad de la potenciación de estos. Siempre hemos de sumar más en pareja que estando solos, y el caso contrario nos tiene que alertar. Obviamente habrá que tener en cuenta las circunstancias vitales inherentes a la propia vida, como el hecho de tener niños, estar ante una coyuntura económica difícil provocada por una crisis, haber tenido una pérdida cercana, etc.

Pero teniendo en cuenta todos los factores coyunturales, si vemos que nuestra pareja no solo no nos anima, sino que nos coarta la consecución de objetivos vitales importantes para nosotros, estaremos claramente ante otro motivo de ruptura, ya que esa situación de pareja no nos permite desarrollarnos como persona, y tendremos dos peligros. Por un lado la consecuente e inherente bajada de autoestima, y por otro la depresión, ya que es uno de los factores que la provocan. Si no podemos dejar la relación aún sabiendo esto, será síntoma claro de que estamos ante una dependencia emocional en la pareja.

Toda persona tiene la responsabilidad de tomar conciencia de cuidar de si misma y de sus objetivos vitales, y parte de ese cuidado es dejar a tiempo una relación en la que detectamos que nuestro crecimiento personal se ve afectado.

3. Pasos para dejar la relación.

En primer lugar creo que es importante pensar en una dependencia emocional como en cualquier otro tipo de dependencia (sustancias, ludopatía, sexo o cualquier otra). Y como en cualquier otra adicción hemos de tomar conciencia de que tenemos un problema, es el primer paso según el modelo de Prochamska y DiClemente.

Sabemos que estamos ante una dependencia emocional en la pareja, por tanto, deberíamos dejar la relación porque nos perjudica, pero no lo podemos hacer. Sabemos que no es amor lo que sentimos por esa persona, ya que el amor nunca puede manifestarse como dependencia.

El hecho de no poder dejar la relación no parte de sentir amor o estar enamorados, tiene más que ver con un proceso personal que parte de una inseguridad y baja autoestima y tiene que ver más con un cambio de esquema personal.

En segundo lugar vamos a distanciarnos de la persona. Una vez tomada conciencia del problema va a ser más fácil poder poner distancia sobre la persona. Será importante comunicárselo, diciéndole los motivos y haciéndole ver que la decisión está tomada. A partir de ese momento no tendremos comunicación con la persona, y aquí nos enfrentaremos a varios desafíos que pueden venir de 2 lados:

  • La persona hace por querer volver con nosotros, insiste en quedar, nos manda mensajes y no nos permite realizar el proceso. Si ese es el caso y hemos valorado bien el motivo de la ruptura, no habrá vuelta atrás, no estará en la mano de la persona cambiarlo.
  • El desafío más importante puede venir desde nuestro ámbito, que estemos pendientes de su estado de WhatsApp, ver si está en línea, preguntar con quién o con quién no va, estar pendiente de cualquier cambio que venga de la persona, con la esperanza de que vea la luz y cambie. Pero insisto, si los motivos de ruptura están bien analizados, no habrá vuelta atrás.

En tercer lugar, pero paralelamente al segundo, será primordial hacer un trabajo de fortalecimiento de la autoestima. Como hemos podido ver durante todo el artículo, nuestra gran damnificada por la dependencia emocional en la pareja es la autoestima, y para fortalecerla será necesario hacer un trabajo por nuestra cuenta o con la ayuda de un profesional. Ello nos permitirá salir de la dependencia por un lado, y no volver a caer por el otro, ya que algo muy típico es salir de una dependencia emocional para meterte en otra al poco tiempo.

Para fortalecer la autoestima recomiendo basarnos en los 6 pilares de Nathaniel Branden. Más adelante me planteo realizar un post hablando de ellos.

Jordi Martínez psicólogo
Jordi Martínez, psicólogo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Quieres recibir nuestros artículos?
    Get the latest content first.
    Máxima confidencialidad